El marketing de contenidos es una herramienta muy valiosa para construir presencia online, establecer relaciones duraderas con los clientes existentes y potenciales, aparte de ser una excelente herramienta SEO capaz de mejorar posiciones en los buscadores. Aunque las compañías B2B se centran en transacciones empresariales, son las personas quienes leen el contenido para blog, buscan información y opiniones sobre marcas o productos para decidir finalmente sobre la compra.

Por tanto, en entornos B2B, los contenidos proporcionan resultados positivos a las compañías que los incorporan en su estrategia. De hecho, las empresas que cuentan con un blog activo generan mensualmente un 67% más de leads. De forma similar, aquellas que publican contenido 15 veces al mes obtienen 5 veces más tráfico que las que no lo hacen.

Otro aspecto muy valioso del marketing de contenidos: su capacidad para identificar oportunidades y atraer clientes potenciales. Las acciones centradas en contenidos se basan en ofrecer información de utilidad para crear confianza en la marca y, en última instancia, conseguir ventas. Se establece una relación entre la marca y el cliente que se va nutriendo del intercambio de contenido, opiniones, preguntas y respuestas. Así, se gana la confianza de los clientes, que se hacen más receptivos a los mensajes de marketing posteriores y, por tanto, más propensos a reaccionar positivamente.

No obstante, todos los tweets, mensajes y artículos deben ser originales y de utilidad. Para producirlos, hay que comprar contenido y rodearse de auténticos expertos en la materia, como un buen redactor freelance, capaz de sintonizar con las necesidades reales de los clientes y ofrecer soluciones para cada caso.

En definitiva, el marketing de contenidos se ha consolidado como un elemento esencial en la industria del marketing. Su popularidad se debe en gran medida a los importantes beneficios que genera, algo que las estadísticas demuestran cada día. ¿No crees que se las empresas B2B deberían implementarlo?

Imagen