Nos encontramos en una época de cambios, donde la necesidad de generar y encontrar contenidos de calidad es cada vez más importante. Las empresas lo saben y el marketing se ha hecho un hueco en su plan  de comunicación  con el objetivo de incrementar la notoriedad de la marca entre los usuarios.

El  Marketing de contenidos  es una de las herramientas, que dentro de la parte estratégica de la empresa, permite generar contenido de calidad. Para lograr una buena reputación y ganar la confianza del usuario, la creación de contenido es fundamental. Si el objetivo es llamar la atención y que se comparta la información, esta debe ser de calidad y aportar valor.  Por ello,  los redactores freelance, cada vez son más,  deben pensar siempre, antes de escribir, qué puede ser interesante para el público objetivo. Pero de nada sirve un buen contenido si nuestros potenciales receptores no encuentran la información. Por ello la publicación de contenidos debe obedecer a una estrategia y esta debe ser guiada por unos criterios SEO, con el fin de optimizar el contenido creado.

Una vez creado y optimizado el contenido, la divulgación es el último proceso y uno de los más importantes, fundamental para que se conozca y se comparta a través de las redes sociales, correo electrónico o blogs especializados. Cada vez son más las  empresas que se suman a la práctica de esta estrategia consiguiendo  así la fidelización de los visitantes. Los usuarios prefieren informarse sobre las empresas por el contenido que generan en sus webs o blogs, y las que tienen una participación activa tienen mucho ganado.