La última revolución del marketing de contenidos se denomina “gamification”. ¿En qué consiste y cómo un redactor freelance puede aplicarlo con éxito en el contenido para blog que realiza? En esta cuestión la bitácora, una herramienta SEO excelente para posicionarse en los primeros puestos de Google, cobra especial protagonismo. A través del “linkbuilding” y de unas palabras clave (o keywords) sabiamente elegidas, también se puede mejorar la experiencia de los usuarios e incentivar comportamientos beneficiosos para un negocio o tienda online.

Dinámicas de juegos para conseguir mayor compromiso

Aquí entra en juego la gamificación, cuya función básica consiste en aplicar dinámicas de juego en territorios que poco o nada tienen que ver con aspectos lúdicos. Así como en otros contextos el hecho de comprar un producto reportaría beneficios para adquirir tal o cual descuento, desbloquearía pasos de una plataforma para acceder a nuevas funcionalidades o elevaría el estatus de usuario, en el marketing de contenidos, la gamificación se centra exclusivamente en el hecho de compartir y comentar entradas o noticias de blog. De ahí la importancia que adquiere comprar contenido exclusivo, novedoso y de calidad a un redactor freelance, especializado en el área de actividad.

Divulgar o dejar un comentario (previo registro) proporciona al usuario una serie de puntos que lo introducen de manera progresiva en la mecánica de motivación que la propia empresa haya diseñado para sus visitantes, de forma que se haga posible que los internautas que registren mayor actividad en el blog reciban algo así como premios de fidelización, con el fin de agradecer su compromiso con la plataforma.

Cada vez son más las empresas que incorporan este sistema de motivación para promocionar y extender sus contenidos virales. De hecho, se encuentra comprobado que los blogs que incentivan las conductas que revierten positivamente en su posicionamiento web se transforman en más sociales. Así, crear una comunidad online es más fácil con la gamificación.

Imagen.