Tanto los profesionales del marketing de contenidos como los redactores freelance propiamente dichos, conocen el esfuerzo que hay detrás de cada publicación en Internet.

Ser diferentes a la competencia y no morir en el intento es uno de los principales objetivos de este tipo de marketing digital. Para ello, se ha desarrollado un plan eficaz basado en las tres erres: “Reduce, Reutiliza y Recicla”.

REDUCE, REUTILIZA Y RECICLA

Esta idea nace con la propuesta de Greenpeace orientada, en este caso, hacia un consumo responsable. De la misma forma, este plan de acción se ha ido aplicando a la hora de desarrollar estrategias de marketing de contenidos. Estas técnicas tienen juntas un fin común. Su objetivo es la mejor gestión de la información, para una reducción de la basura online.

Lowpost, posts de calidad

Reduce: la mejor forma de reducir es eliminando los residuos de nuestra página web y perfiles sociales. Existe contenido para blog que es caduco en el tiempo, por lo que mantenerlo a la vista de los clientes no genera una muy buena imagen. Mostrar la empresa como una organización desactualizada hará disminuir su audiencia y, en consecuencia, sus opciones de comprar contenido.

Reutiliza: la objetividad es la base de la reutilización de contenidos. Si existen publicaciones que han pasado desapercibidas, es hora de localizar sus errores para volver a ponerlas en circulación con una mayor calidad.

Recicla: esta pauta implica alargar la vida útil de una publicación, transformando el formato en el que se publica sin variar apenas su contenido. Por ejemplo, un post puede pasar a ser una infografía y viceversa.

[Tweet ” Los consumidores son bombardeados con más de 2.900 mensajes al día”]

Los redactores freelance son conscientes de que los consumidores son bombardeados con más de 2.900 mensajes al día, por ello la clave está en disponer de un plan de acción que les permita ser diferentes al resto.

Imagen