La redacción de contenido en el ámbito del marketing online se ve sumida en una verdadera revolución, adquiriendo especial relevancia la participación del redactor freelance como profesional capaz de imprimir el deseado valor añadido al texto escrito en Internet.

Las opciones de que los motores de búsqueda consideren relevante un contenido de calidad pasan indefectiblemente por el caudal humano que tenga acceso a él, lo que aumentará las posibilidades de compartirlo. Ello es así porque los algoritmos usados por aquellos, especialmente Google, seleccionan la información bajo el criterio de su relevancia para mostrarla en las búsquedas. En este punto encontramos las claves del posicionamiento SEO como herramienta básica para cumplir el objetivo de “existir para Google”.

El notable rol que el marketing de contenidos desempeña en los negocios online le hace dependiente de personal debidamente profesionalizado, y hace necesaria la figura del director de contenidos o “content marketing manager” en el organigrama. Habitualmente la creación de contenidos resulta un espinoso asunto para las marcas que desean posicionamiento web adecuado; el método de “contenidos crowdsourced” permite trasladar esta responsabilidad a expertos en un tema, complementados con diseñadores capaces de mostrar gráficamente la información de la forma más atractiva posible.

Y si de profesionales hablamos, la red social LinkedIn ocupa un lugar privilegiado como espacio para la difusión de contenidos de calidad y lugar de encuentro entre aquellos.

Imagen