El marketing de contenidos se dedica a su público, a ser parte de un gran escaparate de contenidos en el que el lector pueda escoger aquella información que le interese y sea utilizada en su vida cotidiana. Si la empresa en la que se desarrolla la estrategia de marketing, se dedica a la venta de productos, el objetivo se habrá alcanzado cuando el producto que se ofrece, se incorpore como parte del estilo de vida del consumidor. Por ello la personalización en la creación del contenido es aquí una necesidad. Ya no es necesario gritar a los cuatro vientos ¡Compre esto ahora!, como si de una autoridad de tratara, sino más bien de crear espacios en los que se expliquen las ventajas, propiedades o utilidades del producto a través de guías, artículos o consejos prácticos.

 La importancia reside en conocer los datos de los clientes y utilizarlos para enriquecer la estrategia de personalización con el usuario. Los periodistas freelance deben crear una campaña en la que la creatividad y la intermitencia de los mensajes sean el gancho para atraer al usuario. De esta manera, con poco esfuerzo y con ideas frescas, la empresa será así recompensada con audiencia más comprometida y con clientes satisfechos.

 Para conseguir este vínculo entre empresa y cliente, el SEO resulta indispensable. Con él, crearemos el contenido de calidad que se requiere para suscitar el interés y le daremos visibilidad a esa información concreta a través de los motores de búsqueda.

En definitiva, descubre qué necesidades tienen tus clientes, cómo las buscan, y que competencia existe, y ofréceles aquello que necesitan para convertirte en la marca que ellos querrían ver.