El alcance de las redes sociales ha cambiado nuestra sociedad. Esa tendencia, lejos de detenerse, sigue en expansión y buena prueba de ello es la aparición de nuevas redes sociales que intentan reinventar conceptos o focalizar los ya existentes hacia un nicho determinado de la población.

Para eso es necesario entender la importancia del marketing de contenidos y estar cerca de aquellos que mejor se adaptan a ese continuo cambio; hablamos de profesionales que crean contenido para blog y se mantienen muy al tanto de lo que sucede en la red.

Las grandes empresas siguen muy atentas no solo a lo que les suceda a los gigantes como Facebook, Twitter o Instagram, sino que también realizan el seguimiento a redes sociales minoritarias para medir el impacto que pudieran conseguir en ellas y utilizarlas como una herramienta SEO más para llegar al mayor número de usuarios.

La creación de nuevas redes sociales provoca resultados de lo más extravagantes y curiosos, desde redes sociales especializadas en encuentros góticos (Gothic Match), para feos (TheUglyBufBall) e incluso para bigotudos (Stache_Passions).

Ya no es suficiente comprar contenido o contar con los servicios de un redactor freelance para mantener una buena posición en esa jungla llamada Google. Las grandes marcas necesitan estar presentes en todos y cada uno de los recovecos sociales, no importa lo absurdo que sea la red en cuestión, sino el impacto que puedan producir la suma de todas ellas.

No debemos olvidar que no todas las redes tienen el mismo alcance ni la misma penetración social en todo el mundo. Por ejemplo, vk.com es considerado como el Facebook ruso, mientras que en China, sitios como Ozone son tan importantes como lo es Blogger en occidente.  Estar presente en ellas representa estar presente en todos los países y eso repercute en nuevas oportunidades de negocio.

Imagen