Muchos se preguntan qué es inbound. Esta es una estrategia global que aglutina el marketing de contenidos, el social media marketing y seo, y trabaja de forma integrada las mejores características de cada uno.

Un logotipo es el estandarte el cual lidera y representa a la empresa a la que pertenece y es además una herramienta para potenciar ventas o servicios.

Pero el inbound marketing no tendría tanta fuerza si no contáramos con un logotipo que representara dicha acción. Y rediseñar un logotipo no es tarea fácil ya que, en primer lugar, un logotipo debe ser atemporal, fácil y flexible e inteligente, pues será pieza clave en nuestro marketing strategy. Somos conscientes de la importancia de internet marketing, por lo que un logotipo se hace fundamental para que alcancemos éxito y, de esta manera, el marketing inbound sea efectivo y exitoso.

Atemporal

Un logotipo debe ser válido para la actualidad como para el panorama social dentro de 30 años, pues una vez que se consiga asociar el elemento cumbre con nuestra marca no vamos a cambiarlo para despistar a los usuarios. Los elementos que utilicemos en el logotipo deben ser atemporales y no pasar nunca de moda. Así mismo, como casi todas las grandes marcas, la evolución de los diseños de sus logotipos han sido constantes, cambiando el color o incluso eliminando algún elemento de este. Esa puede ser una óptima opción para rediseñar tu logo.

Fácil y flexible

Un logo ha de ser único, compuesto por una combinación equilibrada y sencilla que con tan solo mirarlo una vez sepamos qué nos quiere ofrecer esa marca con esa imagen. Es por ello que, para renovar el de nuestra empresa, sería interesante aplicar una tipografía nueva que sea de fácil lectura, así como añadir alguna forma geométrica, ya que es tendencia en la actualidad y nos da una amplia diversidad de opciones para darle otro aire a nuestro logotipo.

Inteligente

Un logotipo debe buscar la originalidad y autenticidad para ser reconocido en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia pero también para no ser imitado. Es por ello que para rediseñar un logotipo haya que usar la imaginación y la inteligencia y aportarle las tendencias de diseño que existan en la actualidad. Sin embargo, este elemento no puede cambiar todos los años pero sí cada cierto tiempo para adecuarlo con los tiempos.

Paciencia

Por último, no podemos pretender que nuestro logotipo logre captar la atención de todos los usuarios que esperábamos desde un primer momento. En la actualidad, todas las empresas tienen presencia en las redes sociales, por lo que es buen momento para crear concursos o simplemente preguntar qué rediseño de logotipo gusta más.Quizá un excelente marketing strategy podría ayudar a relacionar ambos elementos más rápidamente.