Lo mejor enemigo de lo bueno

Publicado por Lowpost
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos

 

Me voy a presentar. Soy uno de los redactores freelances de Lowpost. El jefe me ha encargado (¡Qué le habré hecho yo!): «redacta un artículo para expertos que hable de la importancia que los contenidos tienen en el marketing digital». Para ello, no se me ocurre mejor modo de empezar que recurrir a la falacia del Nirvana, de Voltaire.

«Le mieux est l’ennemi du bien», o lo que es lo mismo, lo mejor es enemigo de lo bueno. En el marketing digital y de contenidos, la excelencia es irrenunciable porque entre tanta competencia es lo único que nos garantiza acercarnos a nuestros objetivos. ¿Cuál es la solución perfecta?

No te conformes con unos ‘buenos’ textos

El aforismo que cito de Voltaire es en realidad una trampa lógica. Consiste en rechazar una acción cuando se compara con la mejor opción. Ah, y eso de lo «mejor» a veces es imposible. Es un falso dilema. Es lo que le ocurre a muchas personas que, sin ser conscientes de la trampa, asumen una posición intelectual errónea. Creen que hay que pensar poco y hacer menos.

Dentistas, mecánicos, peluquerías o estudios de arquitectura, industriales, empresas farmacéuticas, autónomos varios, aeronáuticas, fontanería, constructores, y así hasta el infinito (y más allá), cuando tienen que redactar contenidos digitales para su actividad o sus negocios piensan que tienen la verdad revelada.

Yo si estoy enfermo voy al médico. Confío en su saber profesional y obedezco lo que me dice. Pero, al contrario, ¿él está capacitado para redactar online? ¿Sabe lo que es el SEO? ¿Cómo, para qué y quién, cuándo, por qué? Internet es muy cruel. Quien transmite bien evoluciona, pero el que redacta mal, como mínimo, no obtiene resultados. Muchas veces es peor el remedio que la enfermedad.

Hay que saber hacerlo y hay que saber contarlo

De nada sirve creer que tienes «un buen texto». Mirarse el ombligo. Estoy de acuerdo con mi jefe: al hablar de textos especializados es imprescindible contar con profesionales. Atesoran la experiencia y los conocimientos necesarios para crear contenido idóneo de marketing digital en todo momento. Si tu coche se avería, acudes al mecánico. Si deseas contenido de calidad, ven a Lowpost. Cada maestrillo con su librillo.

¿Los redactores freelances pueden ofrecer contenido de calidad?

En el mundo del marketing en red hay tres elementos esenciales: el linkbuilding, la creación de contenido de calidad y la experiencia de usuario. Solo un profesional puede conseguir los tres resultados a la vez.

Un redactor SEO especializado estudia las palabras clave, analiza las métricas de resultados, evalúa la competencia y, con todo ello, crea el entorno ideal para que sus contenidos se posicionen en la primera página de Google. Fíjate en algunos beneficios que te puede proporcionar:

  1. Delegas una labor esencial en un especialista. Ya no tendrás que preocuparte más por tener que crear textos interesantes. Sin errores ortográficos ni de sintaxis.
  2. Posicionarte en buscadores. Contratar un redactor freelance supone tener contenido de calidad constante. Es justo lo que Google desea incansablemente.
  3. ¿En qué formato lo quieres? La principal habilitad del freelance es la redacción, pero también puedes pedirle contenido para aplicar en infografías, redes sociales, vídeos, pódcast, etc.
  4. Es muy rentable. Especialmente si lo planificas bien y negocias tarifas. Los resultados positivos son inmediatos.
  5. Eficacia y flexibilidad. ¿Cuánto tiempo hace que no actualizas los textos de tu página web? Pues eso mismo.
  6. Redactor especializado. Tú sabes hacerlo. Él sabe decirlo por escrito. La unión hace la fuerza.
  7. Análisis y planificación. El redactor participa activamente para que tu estrategia de marketing tenga éxito.

Lowpost, sinónimo de acierto

Ahora me tocaría convencerte. Recomendarte que nos contrates y poder redactar contenidos para ti, e incluso excelentes motivos para hacerlo. Pero no. Al contrario. Voy a explicarte nuestra manera de trabajar y decides por ti solo, que ya eres mayorcito. La calidad se demuestra. Se lee.

Nos llega a la redacción tu petición y empieza el proceso.

  • Analizamos tus instrucciones, objetivos y maneras de hacerlo.
  • Revisamos tu web, tu blog, tus textos y contenidos. Briefing completo.
  • ¿Quién se encarga? Selección del redactor idóneo. Especializado en el tema, experimentado. Con interés y capacidad.
  • Documentación. Rigurosa. Analizando especialmente a la competencia, para que tu contenido destaque (ya sabes, aquello del SEO).
  • ¡A redactar! Y después, el primer control de calidad: semántica, tonos, intención, palabras clave, H1, H2, H3, H4, ortografía, consultas a la RAE y a los señores de la Fundéu, comprobar duplicidades, citas oficiales, etc.
  • Añadimos título, meta título, meta descripción, tweets y las URLS de las fuentes utilizadas.
  • Segundo control de calidad, correctores. Colegas redactores que sobre el texto de origen opinan, comprueban y valoran internamente. El objetivo no es discutir entre nosotros, todo lo contario: es obtener la excelencia final a tu favor.

Expertos redactores freelances de Lowpost. Ponnos a prueba. Lo mejor, es enemigo de lo bueno. Solo así entregamos tu nuevo contenido.

Foto de William Fortunato en Pexels

Sigue lo último en marketing online

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios ofreciendo una experiencia de navegación personalizada. Si aceptas o continúas navegando, consideramos que apruebas su uso. Puedes obtener más información sobre nuestra política de cookies Política de cookies

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close