Las estrategias de marketing de contenidos se renuevan constantemente, incorporando cada vez más elementos que ayudan a establecer un puente de unión entre las empresas y los consumidores. Además de comprar contenido a un redactor freelance especializado, emplearlo como herramienta SEO y crear contenido para blog que ofrezca un valor añadido e interesante al usuario, se pueden usar elementos tan nuevos como los códigos QR.

Los códigos QR son el equivalente de nueva generación a los tradicionales códigos de barras. Con ellos, se almacena información que se puede recuperar con solo apuntarlos con la cámara del Smartphone. Su uso está cada vez más generalizado y se encuentran en productos tan diversos como el packaging de artículos, ropa o tiendas.

¿Por qué son tan populares los códigos QR? Esencialmente, porque permiten acceder a contenidos web y audiovisuales con solo capturarlos con un Smartphone. Por lo tanto, son la combinación perfecta de las estrategias de marketing offline y online, siempre desde el punto de vista del marketing de contenidos.

Usar los códigos QR ayuda a que las empresas puedan llamar la atención de sus posibles clientes ofreciéndoles acceso a mucho de su contenido de manera completamente gratuita y desde el mismo smartphone. De esta forma, su experiencia con la marca mejora lo suficiente como para que decidan unirse a su comunidad y se conviertan en clientes habituales.

A la hora de planificar una estrategia de contenidos, hay que valorar que los códigos QR se pueden usar escaneándolos para generar visitas a una web, asociándolos con el logo para hacer branding y, finalmente, creando artículos promocionales con el código.

En definitiva, incorporar los códigos QR a las estrategias de marketing de contenidos de cualquier empresa puede ayudar de manera muy positiva a la hora de llamar la atención de los clientes e incitarlos a establecer contacto con sus productos de manera proactiva.

Imagen