En el sector del marketing por internet existe el dicho que si se quiere vender algo en la red social con éxito, “lo mejor es que vaya acompañado de un gato”. Este saber popular del sector tiene su razón de ser, ya cada vez más se usan animales domésticos como influencers de una marca. Llegan los denominados pet influencers, una moda que todo apunta que ha venido para quedarse.