Esto sucede cuando un usuario da su beneplácito a unirse a una web o blog o a recibir la newsletter en su correo. El término así acuñado por el empresario norteamericano Seth Godin es, literalmente, aplicar las técnicas de digital marketing a los correos que se envíen a una persona que se suscriba a una página web o blog, dando así un permiso para mantener un contacto directo con el webmaster. ¿Qué mejor que recibir un email de bienvenida? Pero como la primera impresión es fundamental para resultar de interés a los nuevos suscriptores, es necesario confeccionarlo con cuidado teniendo en cuenta algunos aspectos que no solo mejorarán la relación autor-suscriptor, sino que conseguirán captar a más suscriptores.

Gracias, pero con cuidado

Puede parecer repetitivo desde el punto de vista de quien “envía” diariamente muchos agradecimientos a sus nuevos suscriptores. Pero, en la práctica, está demostrado que un email de agradecimiento bien estructurado ayudará a fidelizar a esas personas.  

Ojo, tampoco es cuestión de resultar pesado/a. Y es fundamental tener en cuenta dos aspectos: de qué tipo de web o blog se trata y cuál es el perfil del suscriptor. Contenido exclusivo, ofertas o descuentos o cualquier otro tipo de incentivo que les mueva a seguir en contacto mediante el permission email marketing es una buena idea. Ah, y sin olvidar las redes sociales para aumentar el movimiento en ellas.

Programar los correos de bienvenida o el boletín (marketing automation omnical) de una página web ha de hacerse con tanto cuidado y mimo que su receptor piense que está escrito para ellos. Personalizar en el nombre, por ejemplo, también da una imagen de preocupación.

Dales algo a cambio

Por otro lado, es fundamental recordarles cuál es el beneficio de comenzar esta “relación digital” con la web. Nacho Crespo, en su artículo sobre Inbound Marketing para Marketingenredes.com destacaba lo fundamental de este aspecto. Gracias a descuentos, promociones, contenido exclusivo para suscriptores y muchos incentivos más se fomenta que esta relación continúe mejorando mediante el permission marketing.

Después de todo, estos usuarios han confiado su dirección de email a quienes consideran lo suficientemente interesantes. Por ello, no se les debe defraudar. Celia Espada, la autora de El perro de papel, un blog sobre estrategia y diseño es una gran fan de esta técnica.

Buenos formularios, buenos resultados

Un formulario de contacto bien estructurado, que no resulte pesado para el usuario, pero que haga las preguntas necesarias para conocerle, es una de las mayores ayudas en el email marketing. Con esta información será mucho más fácil crear contenidos ajustados a sus intereses y necesidades que con un simple: nombre completo, dirección de correo y edad.
email-marketing