La decisión de comprar contenido a un equipo de redactores freelance, es decir, el encargo de la redacción de varios artículos para aportar contenido relevante a determinada página web o contenido para blog corporativo, es esencial, ya que una buena estrategia de marketing de contenidos puede ser la mejor herramienta SEO.

El contenido es en sí mismo el SEO, el que hace que la página web vaya escalando posiciones en los resultados de los buscadores y atraiga más visitas. Pero aún se puede conseguir más si ese SEO lo exportamos, dándole más vías de salida. Estas son otras oportunidades que no se deberían perder de vista:

Redes Sociales: si el contenido está logrando posicionar a la empresa, es contenido que debemos compartir en las redes sociales. Se conseguirá un doble efecto: volver a posicionar ese contenido en internet (logrando nuevas visitas a la web) y tener visibilidad en las redes sociales, lo que aumentará nuevamente las visitas a la página.

E-mail marketing: enviar una parte del contenido SEO a través del correo electrónico, invitando al usuario a seguir leyendo en la página web, aumenta las posibilidades de que este llegue a visitar en efecto el site para seguir con la lectura. Esto beneficia a la empresa con nuevos clientes potenciales y sirve de recordatorio para clientes ya existentes.

E-books: otra excelente idea es reunir en un libro electrónico todo el contenido SEO generado durante cierto tiempo y ofrecerlo gratuitamente en la web; un plus que los visitantes agradecerán.

La conclusión es clara. Si bien el fin último del contenido SEO es el de aportar una mejor posición en los resultados de los buscadores, el hecho de reutilizarlo a través de las redes sociales, e-mail marketing o para la creación de libros electrónicos, generará un mayor posicionamiento y, por ende, mayores posibilidades de visitas a la web.

Imagen.