Desde hace unos años, el crecimiento de las redes sociales ha sido espectacular en todos los niveles, tanto personal, como profesional o empresarial. Hoy en día, es difícil prescindir de su uso en cualquier ámbito, pues son una parte fundamental de las estrategias de marketing de todo tipo de empresas.De la misma manera, el marketing de contenidos ha cobrado un enorme protagonismo por su efectividad para fidelizar clientes. Juntos, marketing de contenidos y redes sociales, forman la pareja ideal para conseguir aumentar la visibilidad en Internet.

El “content marketing” o marketing de contenidos, consiste en la creación y el intercambio de contenidos interesantes y útiles para los internautas, que se distribuyen gratuitamente con el objetivo de captar clientes. Obviamente, lo más importante es la calidad del contenido. Para que el marketing de contenidos de una empresa tenga éxito en la Red, debe contar con un contenido para blog que llegue a convertirse en viral, ya que así podrá llegar a un mayor número de posibles clientes.

La utilización de un experto redactor freelance le va a permitir a la empresa comprar contenido para blog, lo cual le proporcionará un status de mayor calidad y le permitirá captar y fidelizar clientes. Además, el redactor freelance, también tendrá que ocuparse del seguimiento de las campañas que lance la empresa, para poder cambiarlas ante las diferentes respuestas que se vayan obteniendo. Los usuarios suelen compartir más aquello con lo que se sienten identificados y lo que creen que gustará a sus contactos o seguidores. Hay que monitorizar estos movimientos para poder mantener una buena reputación online. La falta de una estrategia online es uno de los errores más comunes de las empresas.

Por último, el marketing de contenidos, además, de crear un valor único, permite entregar a futuros clientes información consistente y valiosa, para ganar su lealtad a través de la utilización de una amplia gama de piezas de información que incluye desde newsletters, hasta artículos editoriales y publicaciones en redes sociales, entre otras.

Las empresas deben cambiar sus estrategias y no empeñarse en repetir fórmulas antiguas. El mercado ha cambiado y los consumidores demandan otro tipo de acciones. Una empresa exitosa debe saber cómo adaptarse a estos cambios y cómo combinar diferentes estrategias para obtener un resultado óptimo.

 Imagen