El marketing digital ha marcado tendencia desde su aparición en todas aquellas empresas que quieren ser competitivas en el mercado. ¿Qué futuro nos aguarda?

La manera en la que consumimos tanto los productos como la información ha cambiado en un corto espacio de tiempo. Esto ha motivado una reacción evidente por parte de las empresas para buscar satisfacer a sus clientes mediante nuevas vías. ¿Cómo es posible? Gracias a las nuevas estrategias de marketing como el marketing online o el digital marketing que nos llevan irremediablemente hacia un nuevo modelo de negocio. Asimismo, el nacimiento del denominado marketing mix nos permite ir un paso más allá, ya que engloba los cuatro conceptos fundamentales: producto, precio, comunicación y distribución.

Figuras relevantes del panorama como Olga San Jacinto, directiva de Google América, o Enrique Burgos de Coca-Cola Iberia nos muestran cuáles son las claves de la transformación digital hacia la que caminan las empresas en la actualidad.

Dispositivos móviles

Un 70 % de los usuarios que usan Internet lo hacen a través de dispositivos móviles. Se trata de un claro indicador de cambio en los hábitos de consumo en la red. Algo que no puede pasar desapercibido para las empresas que ya han modificado sus modos de oferta. De hecho, las organizaciones trabajan constantemente para buscar y analizar los gustos y preferencias de estos nuevos clientes con el fin de poder complacer todas sus necesidades. En definitiva, los grandes expertos apuntan al teléfono móvil como el arma más potente para hacer negocios en el futuro.

Conocimiento digital

Como es lógico, son las pequeñas y medianas empresas las que presentan mayores dificultades para adaptarse a la nueva era de Internet. Por este motivo, es de vital importancia que dichas empresas escuchen a los nuevos emprendedores y startups y se dejen llevar por las ideas innovadoras que les puedan proporcionar.

Reputación

En un momento donde la mayoría de los trabajadores y empresas se mueven por proyectos, sin un plan fijo y estable, es primordial trazar una gran estrategia de comunicación para que nuestra imagen jamás salga dañada.

Marca

Las redes sociales generan muchísimas interacciones al día y tenemos que saber localizar a aquellos usuarios que hablan bien de nuestra firma. De esta manera, podremos aprovechar la influencia que ellos tienen para poder arrastrar a otros posibles clientes. Y es que las compañías deben prestar atención constante a todas las opiniones que se generan en Internet sobre ellas y saber canalizarlas en su beneficio.

Big data

Aquel que tiene los datos, tiene el poder. La información se acaba traduciendo en una oportunidad económica. Es decir, estar al tanto de dónde se encuentran las ofertas y demandas en todo momento hace que tengamos una ventaja increíble sobre nuestros competidores.

Formato

La manera en la que consumimos información ha cambiado y no solo debido a internet. En realidad, hemos sufrido un completo proceso de “audiovisualización” en el que los usuarios ya no queremos simplemente “leer”. Necesitamos que se nos compre a través de los ojos y, para ello, nada mejor que el vídeo.