Desde la llegada de internet, crece la cantidad de empresas de nueva creación o start-ups dedicadas a ofrecer, entre otros, servicios profesionales de marketing digital, herramienta SEO y marketing de contenidos. En este contexto, el emprendimiento empresarial es básico para el desarrollo de una sociedad. Y, no menos importante, la figura del líder para marcar el camino a todos los integrantes del nuevo proyecto empresarial que acaba de comenzar.

La manera de gestionar el éxito y las crisis dice mucho acerca del carácter de un líder

No importa el tamaño de la empresa: pymes y grandes multinacionales necesitan un referente que dirija sus pasos en el día a día laboral. De hecho, recientemente, el consejo directivo de una cadena de supermercados de Nueva Inglaterra (EE. UU.) decidió prescindir de su CEO. Días más tarde, los trabajadores protestaron, pero no reclamaban subidas salariales o mejores beneficios sociales, sino el regreso del máximo representante de la empresa. La manera de gestionar no solo el éxito, sino también las crisis y adversidades dice mucho acerca del carácter de un líder. Se necesita más que un título universitario y experiencia profesional para ganarse la fidelidad de los empleados.

Del mismo modo, en las empresas de nueva creación en el ámbito digital es muy importante que una persona coja la batuta, marque las pautas y el ritmo ante un nuevo reto profesional. Así pues, el rol de un director de marketing online o un editor jefe consiste en definir la estrategia, las líneas de actuación, el enfoque y el plan, así como las funciones de cada miembro del equipo para diseñar campañas de publicidad, crear o comprar contenido para blog elaborado por redactores freelance.

Por último, subiendo unos escalones más en la estructura de la organización, el director general será la persona encargada de asumir el liderazgo para coordinar las diferentes áreas funcionales y conducir todos los esfuerzos en la misma dirección: el cumplimiento de los objetivos de la empresa.

Imagen.