Una buena estrategia SEO es fundamental para lograr visibilidad en el medio digital. Una inversión de futuro capaz de atraer nuevos clientes y mejorar las ventas de cualquier negocio. Parte del secreto de un buen posicionamiento reside en el marketing de contenidos, en crear o comprar contenido de calidad y en desterrar algunos mitos que giran en torno al SEO para ser conscientes de la realidad.

Basta con contenidos de calidad
Posicionar un sitio web no es una tarea fácil. El contenido es un ingrediente fundamental, pero también lo son los enlaces, el código, el tiempo de carga… Si se basa el SEO solo en el contenido, la visibilidad de la web estará limitada.

Social media equivale al linkbuilding
Cuando una web no está enlazada desde otros sitios con autoridad, los buscadores interpretan que no es relevante. Asimismo, las principales redes sociales no tienen intención de darle a Google acceso completo a sus datos, por tanto, no se pueden tener muy en cuenta en la elaboración de los rankings. La única red social influyente es Google+.

El SEO es barato
La labor de los expertos en SEO es complicada. No se trata solo de cambiar algunas etiquetas, incluir links y difundir el contenido en plataformas digitales, sino de estar siempre al día, ya que es una actividad en constante evolución. Contratar a un profesional significa pagar por sus servicios, conocimientos y especialización.

Lowpost, posts de calidad

El SEO ha muerto
Mientras haya algoritmos de búsqueda para posicionar un sitio web, el SEO no morirá. Así que aquellos que creen que no hay que preocuparse por el SEO, perderán su visibilidad y tráfico de visitas. El SEO es tan importante como hace años, simplemente ahora la gestión es más amplia y abarca más factores.

Todas estas falsas creencias deben ser desterradas para enfocarse por completo en una buena estrategia que comprenda los aspectos verdaderamente importantes del SEO.

Imagen