Cuando una empresa se plantea una estrategia de marketing de contenidos o comprar contenido para el éxito de los objetivos perseguidos, normalmente, se suele pensar en contenido para blog, imágenes, infografías o, incluso, vídeos. Pero la realidad es que una estrategia de marketing de este tipo tiene que llegar mucho más allá y cuidar todos los detalles.

Trucos para mejorar el inbound marketing de tu e-commerce

La descripción de cada producto en una tienda online es fundamental para que el usuario pueda encontrar, exactamente, lo que busca, así como saber, con detalle, qué es lo que va a adquirir y sus características. Hay que despejar todas las dudas que puedan surgir. Lo cierto es que cuando un comprador duda, lo más probable es que abandone el proceso y eso es, precisamente, lo que es necesario evitar.

[Tweet “La descripción del producto en una tienda online es fundamental para el usuario”]

Para optimizar las descripciones de producto de una tienda online, existen muchos trucos y consejos a llevar a cabo para conseguir los mejores resultados:

1) Saber con exactitud qué se vende. Como primera norma básica para tener éxito en un ecommerce, lo más importante es conocer muy bien cada uno de los productos. En ocasiones, los redactores profesionales deberán realizar una investigación muy profunda, para no cometer ningún error u olvidar algún dato relevante.

Además, no solo es imprescindible describir el producto, sino también su precio; formas de pago; métodos de envío, con sus correspondientes costes; etc. Ante cualquier sorpresa inesperada, el usuario abandonará la compra, lo que se evita, en muchos casos, optimizando el ecommerce a gestionar.

Lowpost, posts de calidad

2) Estructurar, tanto textual como visualmente, las características del producto. Escribir correctamente la descripción del producto y utilizar guiones u otros modos de separar párrafos o diferentes puntos es fundamental para que el potencial comprador no se pierda y pueda asimilar bien la información.

3) Utilizar el sistema de venta cruzada online. Todas las grandes tiendas utilizan el sistema de productos relacionados, lo que es muy útil para la persona que va a realizar una compra y aumenta, además, el valor del carrito de la compra. Por ejemplo, en el caso de que el producto a vender sea un bañador, es muy práctico relacionar toallas de playa o chanclas que vayan a juego.

4) Contar con botones “call-to-action” para facilitar el impulso y, por lo tanto, la compra del producto. Por ejemplo, poner un botón grande y llamativo junto al producto en sí hará que su adquisición sea más fácil, por lo que se evitan complicaciones para el usuario y se le invita a realizar una compra.

En general, la optimización de cualquier tienda online debe basarse en la claridad y sencillez. Por eso, la descripción en sí del producto y ofrecer todos los datos necesarios que el cliente necesita es muy importante para invitarle a confiar tanto en el proveedor como en el método de pago o el sistema de entrega.

Imagen