Durante todo 2014, el marketing de contenidos no hecho sino reforzar su papel de recurso imprescindible para todo negocio, y de hecho la inversión en este campo va a en aumento, con un 59% de los negocios que planean reforzar su estrategia de marketing. El mercado y las tendencias de consumo cambian de manera vertiginosa, y el marketing de contenidos no puede perder el hilo de esta evolución.

 La gran asignatura pendiente de las empresas sigue siendo el ROI

En 2014, este sector se marcó por una mayor integración de todos los aspectos del marketing para poder ofrecer una solución integral. De hecho, la tendencia multidisciplinar no va a hacer sino seguir revelándose como primordial durante próximo año. Además, el 2015 augura una mayor comprensión de los públicos objetivo y la utilización de los datos que estos proporcionan como método para llevar el seguimiento del ROI o retorno de la inversión.

En el mundo del marketing, no es un secreto que la gran asignatura pendiente de las empresas sigue siendo el ROI: los métodos de rastreo de la inversión siguen algo difusos y poco provechosos para muchas organizaciones B2B. Y es que ya no se trata de una mera interpretación de cifras y datos demográficos, sino de entender realmente al público objetivo y utilizarlo como la verdadera herramienta de medición a través de sus opiniones e intereses.

En contra de lo que pueda parecer, los consumidores se muestran cada vez más individualizados, por lo que el marketing tiene que dirigirse a ellos con un contenido relevante y personalizado. El vínculo cliente-marca adquiere valor real cuando este se convierte en una relación a largo plazo, donde el público siente verdadero interés y se involucra con la marca. Esta tendencia, cada vez más presente, se presenta como el principal objetivo para 2015 en el sector del marketing.

Todo apunta, además, que los medios de distribución de contenido pasarán a tener un carácter cada vez más privado y que se crearán experiencias fuera de las plataformas online. De este modo, las marcas pretenden conseguir una mayor idiosincrasia en su estrategia de marketing para lograr así a una mayor libertad e imagen propia. No obstante, el medio audiovisual seguirá ganando terreno, y plataformas como YouTube o Vine no perderán su papel en el sector del marketing.

Y es innecesario decir que el núcleo del marketing de contenidos, el contenido mismo, está experimentando una mayor exigencia en el nivel de calidad y adaptación a los objetivos de la marca, por lo que redactores freelance y plataformas de creación de contenido experimentarán una mayor demanda de compra de contenidos de manera continua.