Lo barato, sale caro. Al menos esa era la máxima que, hasta ahora, cualquier persona podría tener en mente al hablar de consumir un producto o servicio. Sin embargo, con el marketing de contenidos, las redes sociales y cualquier otro tipo de herramienta SEO, esta máxima no se cumple. El marketing en internet no solo no es caro, sino que además ofrece importantes rendimientos, ya sea a través de contenido para blog, apps u otras herramientas.

El concurso #SoñasteAragon, por ejemplo, puso de manifiesto que cualquier campaña, incluso comprar contenido a un redactor freelance, puede conseguir grandes resultados si está hecha con imaginación.

En este caso, todo consistía en invitar a los usuarios a hacerse una foto con cualquier motivo turístico de la comunidad de Aragón. Desde un monumento a un plato típico, desde un día de esquí a una noche cenando en un paraje aragonés incomparable. Todo valía con el objetivo de promocionar el turismo en Aragón sin gastar mucho dinero en publicidad. Después, se debía subir la foto a Instagram con el hashtag #SoñasteAragon, diciendo evidentemente donde se había tomado la imagen. Este certamen llegó a recibir 4.000 fotos en menos de 45 días. Todo un éxito.

El grado de participación fue tal que se ha presentado su candidatura para los Premios Aragón en la Red, convocados por el diario Heraldo.es, en la categoría “Campaña de social media”. Y Cool-Tabs, la plataforma utilizada para gestionar la campaña, la consideró un éxito, pues superaron todos sus objetivos promocionales.

Concursos, sorteos, fuerte presencia en redes sociales, viralización de contenido del blog, creación de aplicaciones que impulsen la marca, eventos sociales… En conclusión, las nueva tecnologías y las redes sociales han llegado a ser un elemento diferenciador para realizar una campaña publicitaria, pues una promoción en este canal de comunicación permite una enorme difusión a un precio muy barato.