Cuando se realiza una campaña de marketing de contenidos se debe tener en cuenta el público objetivo, realizar un calendario, crear contenido para blog atrayente y, por último, medir los resultados. Para este paso final se cuentan con numerosas herramientas que informan sobre el impacto que la campaña ha tenido, a quién ha llegado, si las herramientas SEO utilizadas han sido las adecuadas e, incluso, si comprar contenido a redactores freelance ha tenido efecto.

Analizar los resultados es fundamental para diseñar la estrategia de marketing de contenidos

Para conocer a los usuarios que llegan a una web, la herramienta más utilizada es Google Analytics, un servicio totalmente gratuito que genera estadísticas detalladas sobre los visitantes del sitio. En este sentido, también se pueden utilizar Yahoo Web Analytics (gratuita) y Crazzy Egg (de pago).

Si lo que se quiere es saber cómo llegaron los usuarios a una web y cuál fue la última página que visitaron, es aconsejable utilizar Compete, una herramienta de inteligencia creativa que informa de lo que está haciendo la competencia y por qué los usuarios eligen una web antes que otra.

Para testar el rendimiento de una web antes de comenzar una campaña, se puede utilizar Optimizely (de pago) o Google Website Optimizer. Ambas ofrecen la posibilidad de mejorarla a través de pruebas A/B.

Conocer la experiencia de los usuarios es otra de las cuestiones a medir. Para ello se crearon Kissinsights from Kiss Metrics y 4Q by iPerceptions, que realizan encuestas a los usuarios de un sitio. En el mismo sentido trabaja ClickTale, que informa de dónde prestan más atención los usuarios en un site o dónde “están atascados”.

Si se desea medir el impacto en las redes sociales, las herramientas más recomendables son las Insights y Analytics propias de cada red social, y si se quiere externalizar, Social Bro o Twitalyzer.

Es fundamental invertir en marketing de contenidos para que los resultados de próximas campañas sean todo lo satisfactorios se desea.

Imagen.