El retargeting permite recuperar entre el 15 % y el 25 % de los carritos abandonados mediante recordatorios a usuarios que consiguen cerrar ventas inconclusas.

El uso y la utilidad del retargeting

Entendemos por retargeting aquellas estrategias de marketing que permiten a las empresas reconducir a usuarios que han abandonado un proceso de compra y conseguir así que lo finalicen con éxito.

El uso de estas estrategias de digital marketing es posible gracias a las informaciones ya recopiladas sobre el cliente, real o potencial, que se pueden obtener, principalmente, a través de las cookies almacenadas en el ordenador del usuario.

A través de esta información podremos saber qué páginas ha visitado, los productos o servicios en los que está interesado y en qué punto del proceso ha decidido abandonar la compra. Esto último, además, nos puede ser útil para evaluar posibles bloqueos en el embudo de conversión y poder subsanarlos debidamente.

Precisamente debido a la importancia en la reconducción de ventas inconclusas, se hace evidente que toda campaña de marketing digital debe contar con acciones de retargeting planificadas para asegurar su completa eficiencia.

Dichas acciones pueden y deben ser llevadas a cabo a través de medios diversos como buscadores, redes sociales o procesos de email marketing, en una especie de estrategia interconectada o marketing mix, aunque la última opción es la más recomendable por ser más personal.

Retargeting mediante email marketing

Si tenemos en cuenta que, según la consultora Invesp, el 98 % de los usuarios abandonan los procesos de venta sin concluirlos a pesar de tener un interés real en el producto o servicio que no se han decidido a adquirir, veremos claramente que la mejor manera de reconducir a estos usuarios es mediante acciones de email marketing personalizadas a cada abandono en concreto.

De esta manera, conseguiremos que el usuario vuelva a la plataforma y cierre el proceso de compra que inició. Para conseguirlo, podemos utilizar diversas estrategias:

– Recordarles que tienen una compra a medias: enviar un mail al cliente interesándonos por si ha tenido algún problema al realizar su pedido o le ha surgido alguna duda suele ser de gran efectividad en estos casos, dado que el usuario incluso puede haber olvidado que había realizado un intento de compra.

– Envío de newsletters personalizadas: conociendo el comportamiento del usuario en un sitio web, es posible enviarle un email recordándole los productos por los cuales se había interesado y enfocar así su atención en una posible compra, en especial si incluimos en el mensaje alguna oferta de tiempo limitado.

– Recomendarles productos o servicios: gracias a los datos recopilados durante la relación con el cliente tendremos conocimiento de sus intereses, lo cual nos permitirá ofrecerle aquellos productos que más se adecúen a sus necesidades y preferencias.

El retargeting suele ser una estrategia muy efectiva de marketing online.