La mayoría de artículos sobre marketing de contenidos que hablan del SEO dan por hecho que una web o blog busca alcanzar un buen posicionamiento en Google, y los redactores freelance suelen crear el contenido para el blog con este objetivo en mente. Sin embargo, es importante no perder de vista el hecho de que existen otros buscadores.

Bing, Yahoo y Baidu

De hecho, Baidu es el líder del mercado chino, por lo que si se busca público en el gigante asiático será imprescindible centrarse en ese buscador. Bing es importante porque es el buscador por defecto en los productos de Microsoft y, junto con Yahoo, ya ocupa un tercio del tráfico de búsquedas en Estados Unidos. Es un tráfico minoritario, pero en absoluto desdeñable. Por tanto, cuando haya que producir o comprar contenido, será conveniente conocer los buscadores a los que más recurre el público objetivo, además de Google.

Aunque todos los buscadores tienen puntos en común respecto al SEO, también tienen sus peculiaridades y matices. Por ejemplo, Bing concede más importancia que Google a las keywords y meta-keywords. Además, posiciona mejor los dominios más antiguos e integra mejor las redes sociales, especialmente Twitter.

Como Bing, Yahoo también valora la antigüedad, pero da especial relevancia al tiempo de registro. Asimismo, este buscador castiga los nombres de dominio complejos que incluyen guiones. Yahoo premia las metadescripciones originales y que los títulos tengan menos de 65 caracteres e incluyan alguna de las keywords al principio.

El buscador más complicado de dominar es Baidu, que privilegia a los dominios chinos (.cn) y las webs alojadas en China. Además, es prácticamente imprescindible darse de alta en, al menos, un directorio de empresas. Consecuentemente, el esfuerzo solo merecería la pena si se busca apostar fuertemente por este mercado.

Sin duda, toda estrategia de marketing de contenidos debe considerar el amplio abanico de buscadores para impulsar el posicionamiento.

Imagen