La importancia y la tendencia de la herramienta SEO la marca sin duda Google. Aunque otros buscadores tengan también su opinión, nada como cuando el gigante habla: “cada año Google cambia sus algoritmos de búsquedas entre 500 y 600 veces”. Con estos cambios y pautas, Google “obliga” a las empresas a integrar el marketing de contenido a sus procesos, bien porque tenga calidad su contenido para blog, bien porque decidan comprar contenido, bien porque contraten a un redactor freelance.

La palabra nunca tuvo tanta importancia ni nunca fue tan necesario un redactor competente, que entienda el alcance del marketing de contenido no solo como un elemento estratégico, sino transversal hacia todos los espacios y lugares SEO que disponen los buscadores. Tanto la precisión como la riqueza de vocabulario va a dar un posicionamiento envidiable frente a la competencia, ya que el SEO orgánico va muy vinculado a las palabras, palabras clave. La empresa tiene que incorporar a su organigrama a una persona versada en humanidades y lengua y que combine estas disciplinas con el conocimiento de las aplicaciones, canales utilizados por el internauta y las redes sociales vinculadas entre sí.

Entendiendo esto, las empresas tendrán que invertir en:

  • Definir e incluir en el Business Plan una estrategia para el marketing de contenido
  • Tener Calidad y Relevancia en los contenidos;
  • Conseguir transversalidad y representatividad de los contenidos en todos los canales;
  • Monitorización de tendencias;
  • Contratar a personas competentes en lenguaje y redacción;
  • Crear canales corporativos eficientes;
  • Establecer indicadores que puedan medir las analíticas.

La Dirección de la empresa tiene que incluir en su organigrama un área que permita rentabilizar todas esas inversiones y, sobre todo, medir los resultados que está teniendo, los canales que utiliza su cliente, los espacios digitales que establecen los buscadores y su presencia en redes sociales.

Imagen