La red social más popular para comunicarse entre personas, WhatsApp, está dando pasos firmes para rentabilizar un servicio que presta a más de 1000 millones de usuarios en todo el mundo. Un dulce que no pasa desapercibido y que, a partir de ahora, establecerá un protocolo para mejorar la interacción entre las empresas y sus clientes. Eso sí, el nuevo WhatsApp Business no tendrá ningún coste para los consumidores de la aplicación original.

La compañía lo ha hecho oficial a través de un comunicado publicado el pasado 5 de septiembre en su blog oficial. Y señala que el objetivo inicial es el de dar visibilidad a las pequeñas y medianas empresas mediante la creación de cuentas verificadas y una serie de herramientas que mejoren las conversaciones con el cliente. Pero también, y aquí reside el negocio del que WhatsApp espera sacar la máxima rentabilidad, dotar a las grandes corporaciones de un canal de marketing directo al móvil de sus millones de usuarios.

¿Qué pretende hacer esta red social para mejorar la comunicación comercial?

La principal característica que WhatsApp ha desvelado hasta ahora de su nuevo servicio para negocios es la verificación. Es decir, la posibilidad de garantizar a un cliente que realmente se está comunicando con la empresa que dice ser.

Y esto no es más que el principio. Como informa el portal 24horas, la tecnológica lanzará una aplicación independiente para Android, iOS y Windows Phone que permitirá mantener separadas las conversaciones comerciales del resto. Se llamará WhatsApp Business y será gratuita para pequeñas empresas. Estas contarán con una serie de herramientas para mejorar su atención al cliente a través del uso de las llamadas “notificaciones importantes” (seguimiento de envíos, estado de los pedidos…).

Pero también ofrecerá la posibilidad de realizar marketing móvil en cualquiera de los formatos soportados por WhatsApp. Y es en este punto en el que la nueva plataforma pretende hacerse fuerte con las grandes corporaciones. Desde aerolíneas que informen a sus viajeros del estado de sus vuelos hasta gigantes del ecommerce para enviar sus últimas ofertas.

Una de las grandes compañías que ya están empleando esta tecnología en pruebas es KLM. Contará con 250 nuevos empleados para relacionarse con sus clientes a través de este servicio hasta en 10 idiomas distintos. Pues esa será otra de sus funcionalidades, la capacidad lingüística para llegar al mayor número de usuarios.

En cuanto a la seguridad de las conversaciones, el WhatsApp para empresas mantiene la encriptación en todos sus mensajes. Además, ofrecerá al receptor la posibilidad de bloquear un determinado número si sus anuncios no son de su agrado o son excesivos. Incluso podrá reportarlo como spam para que la propia empresa valore si se está realizando un mal uso del servicio.

En definitiva, parece que, al fin, la red social ha dado con la manera de sacar provecho económico de su posición de liderazgo sin repercutir económicamente en el consumidor final. Pero WhatsApp Business está aún germinando y habrá que ver cómo se desarrolla o si resultará más o menos intrusiva. Pues el cliente está habituado a conversar con la empresa, pero no a recibir contenido comercial no solicitado.

Photo by rawpixel.com on Unsplash